Kriya para el sistema nervioso

  1. Mastak Subhai.

A) En postura fácil, menear la frente con movimiento breve y rápido (pero cuidadoso), bajo respiración larga y profunda. Duración total 1 minuto.

B) En la misma postura, menear la cabeza adelante y atrás. Respiración larga y profunda. Duración total 1 minuto.

a) b)

2.En la postura fácil. Presionamos con el pulgar derecho la aleta nasal derecha, los demás dedos apuntando hacia arriba. Respiración larga y profunda a través del orificio nasal izquierdo. Fuerte concentración mental sobre el “tercer ojo” situado en el entrecejo.

Este ejercicio activa a ida, el canal izquierdo de la energía lunar, con lo cual se relaja el sistema nervioso.

  1. En la postura fácil *. Sujetamos ambos tobillos con las manos. Excepcionalmente el aire se inhala por la boca. Adelantamos el tórax y al mismo tiempo también la mandíbula inferior. Exhalamos el aire por la boca, relajamos la mandíbula inferior y al mismo tiempo relajamos la columna vertebral, encorvándola como hacen los gatos, la cabeza siempre bien erguida. Duración: 1 a 3 minutos.

El movimiento de los músculos de la mandíbula inferior tiene efecto reflejo especial sobre el cerebro.

– Relajación breve sobre la espalda, hasta 2 minutos –

  1. Postura del puente. Sentados en el suelo, apoyamos las manos por detrás, colocamos los pies bien planos y elevamos las caderas, a ser posible más altas que las rodillas, dejando que la cabeza cuelgue hacia atrás. Con respiración de fuego. Duración: 1 a 3 minutos.

En este ejercicio es de especial interés la postura de la cabeza. Al relajar totalmente la nuca se produce una conexión energética entre el bulbo raquídeo y la columna vertebral. Tradicionalmente empleado para combatir el insomnio, ya que tonifica el centro controlador del sueño, que se encuentra en el bulbo raquídeo.

  1. Gato / Vaca*. Arrodillados, con las manos apoyadas en el suelo, al inhalar levantamos la cabeza y flexionamos la columna hacia abajo. Al exhalar dejamos caer la barbilla sobre el esternón y hacemos una joroba de gato. Duración: 1 a 3 minutos.

Debido a la íntima relación entre columna vertebral y sistema nervioso, de hecho, todos los ejercicios de la columna tienen un efecto sobre los nervios; en particular, este ejercicio masajea las inserciones de los nervios.

  1. En postura fácil*. Los brazos en extensión lateral, a la altura de los hombros. Cerramos los puños y sacamos los pulgares hacia arriba. Inhalar: pulgares arriba, Exhalar: volver los pulgares hacia abajo. Duración: 1 a 3 minutos.

Este ejercicio tensa el músculo indicador del sistema nervioso, el supraespinoso.

– Relajación breve manteniendo la postura fácil (sentados tranquilamente, nos concentramos en la respiración relajada y el mantra durante 2 minutos).

  1. En postura fácil *. Los brazos en extensión lateral, a la altura de los hombros, las palmas de las manos hacia abajo. Inhalar: levantamos la mano izquierda y bajamos la derecha. Exhalar: levantamos la mano derecha y bajamos la izquierda. Duración: 1 a 3 minutos.

En cada mano se hallan los puntos iniciales de tres meridianos que van al cráneo y al cerebro. Este ejercicio equilibra los hemisferios cerebrales. Además se entrena el músculo indicador.

  1. Sentados sobre los talones (Vajrasana). Las manos reposan sobre la parte superior de los muslos, la espalda bien recta. Inclina la cabeza hacia delante y lleva la barbilla hacia el esternón. Respiración de fuego. Duración: 1 a 3 minutos.

Si imaginamos la columna vertebral como un tubo a través del cual circula la energía, comprendemos cómo este ejercicio acumula una gran cantidad de energía en la región del cráneo. Es un ejercicio tradicional para mejorar la memoria.

  1. Yoga Mudra (Sello del Yoga). Sentado sobre los talones, lleva la frente al suelo, lleva tus manos detrás de la espalda entrelazando los dedos en Cerradura de Venus. Empuja tus brazos hacia arriba, lo más alto que puedas. Respirar lenta y profundamente. Duración: 1 a 3 minutos.

Al bajar la cabeza se aumenta la irrigación del cerebro, y la elevación de los brazos incluso tiende a acentuar esta hipertensión local. Además se produce un efecto de tracción sobre el músculo indicador.

– Relajación sobre la espalda de 10 a 15 minutos. Haz los cinco pasos para salir de la relajación –

 

Nota: Los ejercicios marcados con el simbolo * exigen una intensificación progresiva hasta alcanzar el dinamismo maximo.

 

Deja un comentario