Terapia regresiva

La terapia regresiva ha demostrado ser una herramienta muy rápida y eficaz para cambiar comportamientos o emociones que nos condicionan y no sabemos porque se producen. Al revivir nuestras memorias inconscientes (sean de la infancia, del estado fetal o de otras existencias) podemos liberarlas, identificando las reacciones corporales, emocionales y desactivando los criterios mentales, creando nuevos enfoques y conductas mas satisfactorias. El gran potencial de las regresiones reside en la asombrosa rapidez con la que conseguimos conectar con el núcleo principal de la problemática y con estados de conciencia expandida que permiten revisar nuestras experiencias desde la visión del alma. Esto nos permite recuperar la sabiduría interna propia del ser, que nos ayuda a sentir la vida desde una perspectiva más profunda y verdadera. Está indicada en todas aquellas problemáticas que requieran atención psicoterapéutica, tales como: fobias, depresiones, angustia, rabia, tristeza en tiempos aparentemente felices, sentimientos de culpa, dolores sin causa orgánica, bloqueos, miedos infundados, ansiedad, reacciones exageradas, relaciones conflictivas pero también como método de desarrollo personal y descubrimiento del camino evolutivo del alma. Metodo Cristina San Miguel, alumna de Brian Weiss.